Posibles reacciones:


Las personas son diferentes y también lo son las reacciones ante el tratamiento reflexológico. En general, las reacciones inmediatamente posteriores al tratamiento son muy placenteras, relajadas o cargadas de energía.

La reflexología activa el poder curativo del cuerpo, de modo que hay reacciones cuando el cuerpo se libera de las toxinas, a esto se le llama "crisis curativa".  En realidad se trata de un proceso de limpieza a nivel de los sistemas excretores del cuerpo, riñones, intestino, piel y pulmones.

Lo que generalmente manifiestan los pacientes es:

Sensaciones de sueño, cansancio, a veces diarrea o heces muy fétidas e incluso éstas pueden ser muy oscuras, leve alza de temperatura, sobre todo en niños (no siempre),  aumento de la eliminación de orina (un poco más cargada de lo normal), aumento de la sudoración como una forma de eliminar toxinas. Algunas personas se sienten más ligeras y con mayor vitalidad. Estas reacciones pueden durar entre 24 y 72 horas.

Todas estas reacciones están condicionadas al estado de salud en general del paciente.

Muchas veces reaparecen síntomas de enfermedades anteriores que han estado mal curadas, pero reaparecen para ser curadas definitivamente. La Reflexoterapia hace más efecto si no se toma medicación.

Excepcionalmente puede sentirse la misma reacción en la 2da y 3ra sesión provocándose lo que llamamos crisis curativa, como parte del proceso de auto curación del organismo.