Deben realizarse ciclos de 3 a 7 sesiones para obtener buenos resultados. La periodicidad de estas sesiones se ha de decidir en base al problema que presenta la persona y a sus necesidades particulares. Mientras más crónica es la enfermedad el tratamiento será más largo. La sesión terapéutica de la Reflexología tiene una duración de 45 minutos a una hora dependiendo de cuan afectada este la persona y la edad. En niños y ancianos durará menos.

“Muchos pacientes, aunque ya curados y satisfechos, vienen a nuestro centro para disfrutar de la terapia, como dicen, o buscar un relajación necesaria para enfrentar los problemas de su trabajo; otros, con problemas de fondo necesitan mucho más sesiones, otros porque se sienten solos y necesitan un poco de atención, conversación y cariño".