La reflexoterapia actúa restableciendo el equilibrio energético del paciente,  La  imposición de las manos sobre los pies, que se hace al inicio de la terapia es el toque terapéutico y una ayuda valiosa para mejorar y aliviar, así como facilitar la curación integral de la persona. El trato personal y la participación compartida hacen que el paciente coopere en su propia curación. El reflexoterapeuta acoge, atiende y trabaja durante el tiempo oportuno, busca las causas que producen las disfunciones hasta lograr mejorar la salud.

Nuestro aporte a la salud viene señalado por experiencias muy concretas, al haber tratado a muchísimas personas, palpando y trabajando con miles de pies que reflejaban un número similar de dolencias.

Nuestra Escuela de Reflexoterapia utiliza los principios de la Medicina Tradicional China en el trabajo reflexoterapéutico, lo que posibilita, en muchos casos, alcanzar una mejoría casi inmediata. Se trabaja buscando reequilibrar la energía del paciente, actuar su mundo energético a través de las zonas reflejas podales y recobrar su homeostasis.